Explicando la resolución de SUTEL

La resolución RCS-248-2017 de la SUTEL declara el Mercado del Servicio Minorista de Telecomunicaciones Móviles en libre competencia. ¿Qué significa esto? Para entenderlo, debemos aclarar un par de conceptos.
La meta del estado es traer bienestar a la sociedad. Pero eso no significa regalar las cosas y que todos vivan sin pagar nada, no, significa permitir que haya comercio y la gente pueda consumir bienes según su poder adquisitivo, dar oportunidades para incrementar ese poder, y dar opciones a los comercios para que pueda ofrecer los bienes que se quieren consumir. Esto se muevo según una serie de leyes en microeconomía, como lo son las leyes de la oferta y la demanda. Estas leyes se ponen en funcionamiento cuando hay libre competencia. El problema es que tales leyes lo que logran usualmente es la maximización de la ganancia de los comerciantes, aún a pesar de que parte de los que quieren consumir bienes puede que no puedan hacerlo. Esto sería nefasto para ciertos servicios, como por ejemplo el agua o la electricidad. ¿Se imagina que se deje el agua libre y que los comerciantes de agua la pongan a un precio en la que no todos puedan pagarla? Pues para evitar eso es que se declaran esos servicios como públicos.

Un servicio público es un servicio que se considera especial y sobre el cual es estado debe actuar para que pueda ser consumido por todas las personas a un precio razonable. El estado puede proteger estos servicios por medio de regulaciones, pero nuestro país, como muchos otros en el pasado, escogió convertirse en estado-empresario y crear empresas que brindaran esos servicios. Tenemos al ICE por ejemplo, que brinda el servicio de electricidad. Debe llevar la energía eléctrica hasta el más recóndito paraje del país, y eso cuesta plata, por eso lo subsidia con el costo de electricidad que consumimos los demás. Una empresa privada no haría eso porque no le genera ganancia. ¿Ven la diferencia?

Pues bien, el área de telecomunicaciones la había tomado el ICE, pero su administración no estaba como que muy clara. Con la llegada de internet y los teléfonos celulares, el país se dio cuenta que tenía que definir ese sector y poner a alguien a administrarlo. Por eso se creó la Ley 8660 “Fortalecimiento y Modernización de las Entidades Públicas del Sector Telecomunicaciones” donde se realizan varias cosas: se crea el sector y se le da al Ministerio de Ciencia y Tecnología, que se llamaría Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT); se moderniza el ICE y se le quitan ciertas trabas como la del endeudamiento, para que sea más competitiva; se cambia la ley 7593 de la ARESEP para crear SUTEL, un órgano dedicado a regular, aplicar, vigilar y controlar el ordenamiento jurídico de las telecomunicaciones. La SUTEL es la encargada de hacer muchas cosas, tales como: Imponer a los operadores la obligación de dar libre acceso a redes y servicios, incentivar la inversión en el sector, otorgar autorizaciones y rendir dictámenes técnicos al Poder Ejecutivo para otorgar, ceder, prorrogar o extinguir concesiones o permisos, administrar y controlar el uso eficiente del espectro radioeléctrico, resolver conflictos entre operadores y proveedores de servicios de telecomunicaciones, homologar contratos de adhesión entre proveedores y abonados, elaborar las normas técnicas y claro, fijar las tarifas de telecomunicaciones, según la ley.

¿Cuál es la idea? Bueno, el monopolio en telecomunicaciones del ICE trabajaba relativamente bien, pero estábamos quedándonos atrás y la calidad no era buena. Así que se decidió abrir el mercado y permitir que operadores externos entraran a competir contra el ICE. Claro está, el ICE era el dominante, así que los operadores no podían entrar a competir de manera libre. Por eso la SUTEL se encargó de poner las reglas, donde por ejemplo obliga a los operadores a tener cierta cobertura (mandato de servicio público) y no pasarse de ciertas tarifas, creadas usando fórmulas especiales.

¿Qué pasó? Las empresas Telefónica y Claro entraron al mercado, y comenzaron a captar clientes. La penetración celular se incrementó el acceso a internet se hizo global y la calidad de las telecomunicaciones mejoraron. Las reglas que SUTEL puso eran para evitar que el ICE, como operador dominante, afectara o bloqueara a los otros dos. La idea era que el mercado se moviera y en un momento justo, cuando ya estuviera más repartido, se liberara a la competencia. Esto no implica que los operadores pueden hacer lo que les plazca, sino que pueden hacer ofertas, cambiar precios, competir, sin incurrir en prácticas que no bloqueen el servicio a la sociedad o parte de ella. La SUTEL sigue siendo la institución que regula eso y si los operadores se portan mal, tiene potestad sobre ellos. Por eso, y luego de varios estudios, la SUTEL declara que el mercado está en competencia y por ende dejará de regular las tarifas.

Ahora, mucha gente está asustada por eso. Piensan que los operadores subirán las tarifas por la nubes, o que los operadores foráneos sacarán al ICE del juego y luego tomarán control del mercado cobrando barbaridades. Pues no, eso está algo complicado que pase. Veamos:

Los operadores no podrían sacar al ICE porque mucha de la infraestructura que usan es del ICE, y es muy probable que le alquilen más. Subir demasiado los precios tendría repercusiones porque perderían clientes, y si con eso dejan parte de la población fuera del acceso al servicio, la SUTEL tendría que intervenir. ¿Puede ser que suba de precios? Sí, pero una buena parte del negocio es la gente que paga poco pero son muchos, sería tonto perder ese mercado. Lo que podría pasar es que se creen planes más diferenciados, y se le de baja velocidad a menor costo a cierta población, y a la que realmente necesita más ancho de banda y velocidad, se le cobra un precio mayor. Con ese accionar se acomoda más el uso, se elimina el abuso y se podría dar servicios de mayor calidad.

¿Qué dice la defensoría? Pues que los tres operadores se pueden poner de acuerdo y formar un oligopolio, que es básicamente que se ponen de acuerdo en un precio que todos respetan y dan un producto que no mejora por la competencia. La verdad, el mercado ya se está comportando como olipolio, así que más bien la competencia libre podría romperlo y mejorar. Si se hace un oligopolio y el servicio es malo y caro, igual podría entrar la SUTEL a intervenir.

Dicen también que la SUTEL ha hecho un pésimo trabajo y que debería más bien cerrarse. Eso suena con sentido común, pero no hay que olvidar que la SUTEL es el órgano fiscalizador. Si su cierre implica dejar todo por la libre, no tendríamos protección del estado ante abusos de los operadores. Podría deshacerse y dar ese papel a otra institución, pero entonces sería un recargo y puede que el trabajo técnico que se requiere no sea suficiente.

Espero quede claro cómo está el asunto, y podamos analizar el efecto de la declaratoria en algunos meses.

Deja un comentario