Origen de términos Matrimonio y Familia

En los diferentes debates políticos, en particular con el tema del matrimonio homosexual, se han esgrimido varias excusas, una de ellas es el origen de la palabra matrimonio. Es la opinión de esta página que es saludable entender los términos, como Matrimonio y Familia, desde una perspectiva histórica y etimológica, para poder comprender por qué tiene la connotación actual, y para poder tomar una posición con respecto a su modificación en tiempos modernos. Así, abogando por la neutralidad en este debate, quisiera brindar los datos que he recabado sobre el tema, para que sirvan a las personas a entender la situación actual, eso sin buscar justificarla.

Comencemos por el término Matrimonio. En la etimología hay investigadores que tiran sus hipótesis y puede haber varias de estas. Una muy conocida es que viene del latín, la frase “matris muniun”, donde matris es madre y muniun es cuidado, lo que parece indicar que en un matrimonio el hombre debe cuidar de la mujer que será madre justamente por ese hecho. Otra variación es “matreum muniens” que es explícita al indicar la obligación de cuido por parte del hombre para con la mujer potencialmente madre.

Ahora, también se dice que puede venir de mater, término latino venido del indoeuropeo (raíz de materia y madera), por lo que se presume que matrimonio significa algo así como “de una sola materia”, que puede referir al concepto religioso de una sola carne, implicando complementariedad (hombre y mujer son dos mitades complementarias que se unen para formar “una sola carne”, que es una descripción de la unión de células haploides que se funden para hacer un nuevo ser). Pero otros van más allá, viendo en el Nostráico (metalenguaje de cuando se dio la revolución agrícola y se inició el sedentarismo), nos encontramos que mater se descompone en MA que significa “mamar, alimentarse de pequeño” y TER que es un reforzamiento de la acción. Así, Mater significaría entonces alimentación del bebé, que al final alude de nuevo a la tarea de la madre del cuido del bebé y al matrimonio como institución de cuido de bebés.

Ahora, en latín, la unión de dos personas se conocía como “connubium”. El término “matrimonium” se refería a las mujeres, no a la pareja, y era su estado jurídico de casada con maternidad legal (hijos dentro de la pareja legal). Es decir, se refiere a todos los derechos que obtiene una mujer casada y con potencial de procreación (que excluía la patria potestad de los hijos, a menos que tuviera 3, que se llama así por lo que explicaré más adelante). Matrimonia (plural), se refiere al conjunto de mujeres casadas. Por tanto, la realidad es que el término Matrimonio no es sinónimo de boda legal, sino de derechos de la mujer casada. Se complica, ¿cierto?

Patrimonio: Igualmente, es el conjunto de derechos jurídico del padre. Lo interesante es que en esas épocas el hombre era el dueño de todo: hijos y bienes, y por tanto el heredero. Por eso, el patrimonio se asocia más con bienes y se llama patria potestad a la tenencia de los hijos (o derecho sobre ellos).

Ahora, familia. El Derecho Romano instauró el matrimonio como un contrato de protección a las parejas (en realidad, a la mujer) para procrear familia, es decir tener y cuidar hijos. La mujer en matrimonio obtenía una serie de derechos, como el derecho a heredar y disfrutar de bienes del marido muerto, a ser mantenida y respetada por el marido y la familia de este, a la titularidad de bienes en matrimonio, a la independencia jurídica del varón (no ocupaba de un hombre para resolver asuntos jurídicos, si tenía al menos 3 hijos), y si tenía 3 hijos podría ejercer la patria potestad de ellos sin requerir de un hombre jurídicamente válido. ¿Cuál es la idea? El fortalecimiento de la pareja que tenía potencial de procrear y cuidar de los niños porque eso mantenía a la sociedad con suficientes individuos (que al final sumaban a fuerza productiva, ejército y esas cosas). Ergo, era una inversión. ¿Había otras “familias”? Imagino que sí, pero no tenían esa protección del estado porque no generaban beneficio.

¿Qué es familia? Se dice que viene de famulus, que es siervo o esclavo y se refiere a todos los esclavos y personas de las cuales el jefe es dueño (incluyendo esposa e hijos). También tiene su raíz en fames (hambre) y se refiere a todas las personas que se alimentan juntas, y el pater familias es el dueño pero obligado a alimentarlas. Así, la familia es un grupo con relación de cuido, basada en un vinculo contractual y filial (contrato de unión más hijo sí son producto de esta), y el matrimonio es visto como una alianza entre dos grupos (familias) para hacer una familia combinada más grande. El registro del estado familiar, que es el reconocimiento de ese vínculo por el estado, se remonta al último período de la edad media.

Esos son los datos. Así está la historia. Entonces, el concepto de familia como grupo no cosanguíneo se basa históricamente en un contrato de alianza entre grupos familiares y el estado da protección jurídica y registro con el fin de alentar diferentes funciones familiares como lo son la económica (que produzcan para su bienestar y por tanto para el de la sociedad), la educación de hijos y la procreación (para tener más mano de obra). Ese contrato se llama matrimonio. Claro está, en ese tiempo no se tenía ni idea de si la persona era estéril, así que el matrimonio se daba por el “potencial” de procreación.

Hay que notar que había un concepto de matrimonio del lado religioso, y que tiene que ver con la unión indisoluble de almas y el objetivo de procrear, y algunos historiadores establecen que ese concepto, por sus similitudes, era aceptado por el estado como el oficial hasta la revolución francesa, donde se fortalece el matrimonio como contrato jurídico y como tal se permite la disolución, divorcio, dejando sin validez para el estado el matrimonio religioso. Aquí tenemos ese concepto, el matrimonio es legal, contrato para legalizar la creación de familia no cosanguínea y el disfrute de los beneficios jurídicos pensados como inversión del estado para el desarrollo de la sociedad.

Como verán, el matrimonio y el concepto de familia tiene sentido dentro de una inversión del estado por mantener la reproducción, cuido de menores y microeconomía. A partir de ahí, se fundamente la discusión sobre la modernización de esos conceptos.

Deja un comentario