¿Qué es eso de la extinción de dominio?

Cuando alguien comete un delito, en este caso de narcotráfico, se procesa penalmente. En un proceso así, el estado reúne pruebas y acusa al supuesto delincuente. Este tiene el derecho de defenderse. Es el estado el que está obligado a presentar pruebas en contra del acusado.

En la lucha contra el narcotráfico, ha quedado claro que con encerrar a algunos malechores, no se logra terminar con el problema. El narcotráfico es como una empresa, quitándole sus “empleados” no necesariamente va a cerrar, contrata otros y ya. Pero, si se le quitan los bienes, entonces sí se golpea fuerte. Es por eso que cuando se acusa a alguien, si se logra probar que cometió un ilícito, se le pueden quitar ciertos bienen que se consideran mal habidos.

Hay dos tipos de bienes, los llamados “efectos” y las “ganancias”. Los efectos son los bienes que se producidos por la conducta criminal (por ejemplo, dinero falso) y las ganancias es lo que se obtiene con el delito (por ejemplo, la casa que me compro con el dinero falso). Esos bienes son incautados, el primero para evitar que se siga cometiendo delito, y el segundo porque no es un bien patrimonial legal de la persona, sino un bien adquirido de mala manera y por tanto no es de propiedad del malhechor.

Ahí muy bien, el problema es que solo se pueden quitar bienes cuando a la persona se le comprueba el delito y se comprueba que esos bienes son efectos o ganancias del delito. Así, si un narcotraficante se compra un edificio, si no lo acusamos y comprobamos que el edificio fue comprado con dinero delictivo, no se lo podemos quitar.

Es entonces que nace la figura de la extinción de dominio. Entes internacionales le piden a los estados que consideren una acción llamada “Inversión de la carga de la prueba”, que básicamente es invertir los papeles: no es el estado que tiene que probar que el edificio es ilícito, sino que es el acusado que tiene que probar que el edificio es lícito. Sin embargo, eso solo se puede si la legislación interna lo permite. En nuestra constitución se protegen ciertos derechos de las personas. Uno de ellos es la presunción de inocencia, que dice que soy inocente hasta que me prueben lo contrario. También se protegen el patrimonio de las personas y que no se puede penar a alguien sin pruebas.

La extinción de dominio es entonces un proceso en el cuál el estado le dice a usted que debe probar que sus bienes son legítimos y lícitos. Si usted no puede probarlo, su dominio sobre ese patrimonio se extingue y el estado puede confiscar sus bienes. Claro, si lo ponemos así, suena horrible, porque el estado podría llegar a cualquier lugar y usted tiene que tener todos los papeles en orden porque si no le quitan todo. Ese aún no lo tenemos, pero hay una ley en discusión llamado de extinción de dominio, que quiere dotar al estado de esa capacidad, claro está con algunos frenos.

La idea es que el estado pueda pedir esos papeles a gente que se considere maleante. El pero es que tenemos el ámbito penal, donde yo tengo que acusar a alguien, a quien presumo inocente, presentar la prueba y luego cuando se haya comprobado todo, quitarle los bienes. Para aligerar eso, la famosa ley primero dice que crea una jurisdicción aparte, es decir, no es penal, y por tanto no tiene que seguir toda esa cosas de acusar y pruebas y todo. Con esta nueva legislación, la persona no tiene que ser acusada, lo que se “acusa” es a los bienes. Luego, se da la inversión de la carga de la prueba, obligando a la persona (que “no está acusada”) a presentar pruebas de que todo está en regla. Si no está en regla, se extingue el dominio, pero dice la ley que eso no es una penalidad para la persona, sino para los bienes, y que la persona no tenía derecho a esos bienes en primer lugar.

Pues bien, hay mucha gente que dice que con esta ley se pueden quitar los bienes a los narcos como nada y por eso es muy valiosa. Por otro lado hay muchos abogados que dicen que eso viola montones de cosas. Por ejemplo, el cuento de que quitarle los bienes a alguien porque no pudo probarlos lícitos no es una penalidad para la persona, o que la persona no está siendo acusada, cuando se le dice que debe probar que sus bienes no son ilícitos. Los abogados dicen que por más que la ley lo diga, la actuación la hace materia penal y por ende no se puede invertir la carga de la prueba.

¿Qué hacer? Parece que la ley deja portillos gigantescos para que el gobierno se le pase la mano y crea inseguridad jurídica sobre los bienes de las personas, pero si no se aprueba no se puede hacer una lucha contra el narcotráfico. Otra idea podría ser que en lugar de crear una jurisdicción aparte de la penal, sino mejorar el comiso penal (quitado de bienes). Por ejemplo, permitir quitar los bienes que se ganan con el ilícito, y todos sus derivados. Si no se pueden quitar los bienes (digamos que se traspasaron a un tercero y el estado no puede quitárselo), entonces se le quitan otros bienes que tengan un valor similar, etc.

La discusión está abierta

Deja un comentario