Mythbusters: PAC 2014-2017 ¿Solo ha hecho la platina?

Me han dicho que hablé que en mi post sobre logros del gobierno pasado, relativamente poco de las obras de gobierno actual. Es cierto, me enfoqué en las cárceles, pero no mencioné otras obras importantes que sí mencioné en los otros gobiernos. Eso es importante porque del otro lado de la moneda, hay mucha gente posteando comentarios que dicen que este gobierno sólo hizo la platina y ni siquiera está terminada. Veamos entonces los que considero buenos logros del gobierno actual.

Educación. Primero debo decir que si me ponen a escoger, diría que la mejor ministra de esta administración fue doña Sonia Marta Mora del MEP. Al puro inicio se tuvo que enfrentar con huelga de trabajadores por culpa de un sistema con problemas heredados de la administración anterior, que no servía y pagó salarios equivocados a un montón de gente. Pudo sobrevivir a esa crisis. Pero lo más importante es que brilla en la generación de infraestructura. El gobierno pasado le dejó un fideicomiso de $167 millones, pero comenzaron a ejecutarlo en serio hasta ahora en el 2016. Sin embargo, antes no estuvieron de brazos cruzados, arreglaron un montón de centros educativos durante el 2015-2016 utilizando recursos propios (117 millones de colones) y 11 millones del fideicomiso. Con lo restante, planean crear 79 nuevos centros educativos y 24 canchas multiuso, algunos que serán entregados en el 2018. Un 45% de esos centros estarán en las zonas rurales donde hay más pobreza, y se construirá un Colegio Técnico Profesional en La Carpio. Todo eso me parece genial.

Hablemos del Puente al Desarrollo.

Esta es una estrategia de este gobierno que es muy interesante, y pretende primero ordenar la casa en cuestiones de ayuda social, y luego crear un plan de eliminación de la pobreza y no solo paliarla.

Han existido otros planes, pero la mayoría de las ejecuciones han sido asistencialistas. Es decir, se le daba plata a la gente. Se crearon un sinnúmero de instituciones de ayuda, que estaba desligadas y descoordinadas, había duplicación y muchas veces no se sabía dónde estaba la pobreza. Eso sin contar que el pobre era el que tenía que ir a buscar ayuda.

Con esta estrategia se creó un órgano que coordina a todas las instituciones para evitar duplicidades, se creó también una base de datos única que lleva el registro de los pobres (esa idea la propuso en su momento Johnny Araya y creo que gente del PAC la ridiculizó), se crearon mapas de pobreza, que no son más que la localización geográfica de los focos de pobreza en el país y que permite focalizar la ayuda. Se crearon los llamados co-gestores sociales, que no son más que trabajadores sociales que crean planes individualizados a las familias para que salgan de la pobreza y les dan seguimiento. Para medir la pobreza, se adopta el Índice de Pobreza Multidimencional (creado por la PNUD y la Iniciativa de Pobreza y Desarrollo Humano de Oxford), que mide la pobreza con 10 indicadores agrupados en tres categorías: Educación, Salud y Calidad de Vida (no solo con el ingreso como se media antes).

El proceso es así: con la base de datos de pobres y los mapas de pobreza, se identifican las familias que tienen más necesidades. El co-gestor las visita y les propone un plan de desarrollo. El plan tiene tres etapas: la primera es darles una asistencia social (dinero, becas de 75 000 colones) para que se mantengan (esto lo da el IMAS). A cambio, las familias deben capacitarse para encontrar empleo y poner su negocito (etapa de Protección Social y Generación de oportunidades, en esto se involucra el INAMU, INA, el MEP y la CCSS). La tercera etapa ya es la de independencia económica, donde la familia ya no necesita la ayuda social, aquí entra el ministerio de trabajo.

¿Funciona? Bueno, se ha reducido la pobreza en dos puntos más o menos, según las mediciones del INEC. Esto es predecible porque ya no se espera que el pobre vaya a pedir, sino que se fue a hacia los pobres a hacerles el ofrecimiento. El efecto puede ser más por la primera etapa asistencialista, porque los resultados de un plan así no son de corto plazo: las personas tienen que capacitarse, volver a clases, emprender o buscar empleo. Hay muchas familias que posiblemente ya hayan logrado independizarse (como por ejemplo aquellas que ya tenían alguna educación y simplemente tuvieron el empujón para comenzar un negocito). Se menciona que es el punto más bajo en siete años (que es lo que tienen la nueva metodología de medición del INEC), pero en los años 2007-2009 estuvo en 16.7% la más baja. También se menciona que la estrategia es de autoría de Alvarado, pero no encuentro ningún documento oficial que avale esa información, muchos mencionan más bien coordinación de Alvarado como presidente del IMAS y la vicepresidenta Chacón.

En lo que respecta a coordinación y articulación me parece excelente. Me preocupa que no haya un plan B: más de 200 familias dejaron el plan o no lo aceptaron, porque se les condicionaba la ayuda a que volvieran a clases y hay personas de cierta edad que no pueden o creen poder estudiar, lo que hace el plan inviable. Esas familias simplemente no reciben la ayuda.

Aguas. Se ha definido un plan de inversiones del AyA que busca recuperar el agua no contabilizada (perdida en fugas y conexiones ilegales) y en la creación de nueva infraestructura en sitios estratégicos que permita el desarrollo inmobiliario para turismo y generación de empleos. Se destina $1456 millones, y el plan llega hasta el año 2020. actualmente ya se han invertido como 155 mil millones de colones en unos 400 proyectos de acueductos. Todo ese dinero vendrá de empréstitos.

Carreteras. Se cumplió con la entregamos de las carreteras Pozuelo- Jardines del Recuerdo, La Abundancia-Ciudad Quesada, Vuelta de Kopper-Chilamate, Cañas-Liberia y el paso a desnivel en Paso Ancho, algunas comenzadas de gobiernos anteriores, pero terminadas en este.

CCSS. En Mayo del 2016, el gobierno firma un convenio con la Caja para el pago de 228 025 millones de colones. Este sería el pago más grande desde el realizado en el 2015 de 123 193 millones. Este monto será financiado con un préstamo que se hará el Banco Mundial por un monto de $420 millones. Este préstamo está amarrado a que la Caja, que queda comprometida, logre mejorar en unos 7 indicadores, comprometiéndose a mejorar el fortalecimiento del primer nivel de atención, el aumento de cirugías ambulatorias, la atención enfermedades crónicas, la satisfacción del usuario, inversiones en infraestructura estratégica, sistemas de información, y sostenibilidad financiera de la CCSS. Esto cancela un tercio de la deuda adquirida con la CCSS.

 

Seguridad. Parte del préstamo para cárceles era para crear delegaciones. Se invirtieron $21 millones para la construcción de 11 nuevas delegaciones distritales y cantonales en todo el territorio nacional, beneficiando a 774.725 personas.

Vivienda. En vivienda también se ha trabajado con la entrega de bono. Durante esta administración (2014 – 2016) se han entregado 29.183 bonos de vivienda por un monto de ¢225.700 millones. Esto implica a los 32 meses de gobierno, un 7.7% más bonos de vivienda entregados que la Administración Chinchilla, a diciembre de 2012. En el 2017 se prevé entregar 11 264 bonos más.

Ecología. En el 2006 el BID otorgó un préstamo por $20 millones para parque nacionales. Se comenzaron a usar en el 2013 y esta administración lo continuó. Se ha también utilizado donaciones de Japón, Estados Unidos, algunas ONGs y de plata del gobierno.  Se han invertido más de ¢5 mil millones en Parques Nacionales y Áreas Protegidas.

Fiscal. El gobierno ha mantenido cada año con un crecimiento del PIB, aunque el déficit se incrementara. Para este año, el PIB creció en el 4.3% (al menor que al 2015 que fue de 4.7%). El déficit sí disminuyó, de un 5% a un 4.4%. Esa disminución es un logro a celebrar.

Así estamos.

Deja un comentario