UBER y el CAFTA.

Déjenme explicarlo más claramente. El capítulo 11 me dice que los nacionales de alguna otra Parte (o sea, extranjeros de alguno de los países firmantes) pueden venir a hacer negocios aquí y que no se les podrá dar un trato menos favorable que a los locales, y tampoco se podrán definir elementos que impongan limitaciones como los monopolios (11.4.a.i). Adicionalmente se dice que esto solo aplica a las cosas que no fueron indicadas en la lista de medidas disconformes (apéndice I). La lista de no conformidades presentada por Costa Rica, en su sección de Servicios de Transporte por Vía Terrestre, aplica para los artículos 10.3, 10.4, 11.2, 11.3 y 11.4, justo de los que estamos hablando. En dicha lista se indica claramente: “Se requerirá un permiso para prestar servicios de transporte remunerado de pasajeros por vía terrestre. Nuevas concesiones podrán ser otorgadas si lo justifica la demanda por el servicio. Se dará prioridad a los concesionarios que se encuentran suministrando el servicio“. Como ve, ese párrafo no habla de taxis, sino de servicios remunerados en general.

Los alegatos que se han dado son:

  1. Debemos permitir que el extranjero de servicios de transporte y no podemos prohibírselo. FALSO. Existe no conformidad en eso.
  1. Que cambiamos la ley para eliminar el porteo y como sólo se menciona taxi en las medidas disconformes, entonces no podemos tocar el porteo y UBER es porteo. FALSO y FALSO, porque el párrafo es claro que incluye todas las modalidades, además el servicio que ofrecen los socios de UBER primero lo ofrecen nacionales, no extranjeros, y segundo no es porteo porque la definición internacional del mismo tiene ciertas características que no se cumple, como las de tener un horario y ser de rutas fijas.

El capítulo que protege a UBER es el Catorce, de comercio electrónico. Ese no menciona nada de servicios de transporte. UBER no ofrece servicios de transporte, solo una plataforma electrónica para que “socios” que ofrecen de forma privada servicios de transporte puedan contactar a sus clientes y cobrarles. Los socios, los que son locales, son los que ofrecen un servicio privado modalidad taxi, que está reconocido como servicio público y por eso solo el estado puede dar permiso.

Y para terminar de complicar el asunto, en 11.1.6 que dice: “Este Capítulo no se aplica a los servicios suministrados en el ejercicio de facultades gubernamentales. Un “servicio suministrado en el ejercicio de facultades gubernamentales” significa todo servicio que no se suministre en condiciones comerciales ni en competencia con uno o varios proveedores de servicios”. Esto aplica a los servicios públicos, donde es el estado que los suministra y que pueden ser por medio de concesiones, y el servicio remunerado de transporte personas cae en esa categoría. De hecho, el transporte remunerado de personas como servicio público bajo control del estado es una realidad en la mayoría de los países del mundo, así que decir que Costa Rica es el único que no lo acepta es incorrecto. No hay normativa internacional que violente esa realidad. Por eso UBER tiene problemas en casi la totalidad de los lugares donde se ha implantado, incluso tan liberales económicamente como USA, pero ha logrado llegar a acuerdos que los “legalicen”. Eso debemos hacer aquí, discutir para ver cuál marco legal se puede mejorar.

Deja un comentario