Desmitificando la palabra Provida.

Desde hace ya algún tiempo he venido notando que la palabra “provida” provoca rechazo en ciertas personas. Mi teoría es que desconocen lo que esto significa, y es por eso que quisiera comentar lo que para mí representa.

La vida es un hecho innegable. Vivimos y para muchos el vivir es el derecho humano primigenio porque sin la vida ningún otro derecho tiene sentido. En ese sentido, ser próvida significa estar a favor de la vida en todo su esplendor, desde la concepción hasta la muerte, y a favor de la dignidad humano aún después de morir.  Siendo así, creo que inherente al ser humano ser próvida, porque muy pocos estamos a favor de la muerte. ¿Cierto?

Aclarado lo anterior, hablemos del movimiento. Se nos ha calificado de contrarios a los derechos humanos, de asesinos, de hipócritas, de enajenados obtusos, de dogmáticos extremistas religiosos, de ser anti-ciencia y de misóginos. La verdad no entiendo como alguien pueda razonar que el defender la vida implica cualquiera de esas cosas. Les cuento que en la mayoría de los casos, no es así.
Un provida es alguien que se compromete a luchar contra toda amenaza a la vida, esto no se limita al nacimiento sino a todo el período que va desde la concepción hasta la muerte de la persona. Los provida más prominentes basan su posición en realidades científicas, no dogmas, y dedican su vida a mejorar la vida de los demás, no en sólo en marchas anti aborto. Hay gente luchando contra la eutanasia infantil de Bélgica, otros trabajando contra la hambruna en países africanos, otros dando apoyo a las víctimas de violación, otros luchando contra la discriminación y la violencia, otros ayudando con las adopciones, o guiando a las madres primerizas confundidas. El instituto MELISA en Chile hace estudios para la vida y en este país se ha logrado disminuir la mortalidad materna en  más del 90% en 50 años, a base de trabajo y ayuda para con la mujer embarazada. Hay grupos ayudando a las madres, luchando por mejores servicios de salud para las personas, grupos que se enfocan en la niñez (hambre, educación, libertad), ancianos, grupos ayudando a las mujeres en China y en África, grupos como “Feminists for Life” luchando por mejores derechos de las mujeres, como “Save the One” ayudando a las víctimas de violación, como “Life Charity” en el Reino Unido que se aboca a dar soporte a familias con crisis de maternidad, educación y alojamiento, o el “Medical Education Trust” que educa  para promover el entendimiento de la naturaleza humana y la salud y un largo etc. Todos tienen en común su desprecio al aborto porque conocen lo que significa, y no es por dogmas sino por ciencia y hechos irrefutables.

Claro, la palabra provida usualmente aparece públicamente cuando hay un escándalo por motivo del aborto, noticias que son las que venden, y no hay mejores para encender al público que las que incluyen declaraciones de clérigos, porque esas son sensacionalistas y dejan beneficio. Pero son pocas las noticias de las de declaraciones de científicos, los estudios comparativos, ni las que tienen que ver son las ayudas que se dan. Eso no vende, y se invisibiliza.

Así que créanme, un provida no es un extremista enajenado, la mayoría de las veces es una persona seria y con mucho fundamento científico que sabe y hace cosas para ayudar a los demás.
Nótese que digo la mayoría de las veces. Esto porque sí es cierto, concuerdo con que hay algunos que se hacen llamar pro vida y son malcriados, violentos y no tienen real conocimiento de lo que defienden. La persona pro vida debe educarse, entender la lucha y afiliarse a una organización que tenga una meta clara y definida.  Pido eso sí que no generalicemos. Estamos luchando por encausar todo ese fervor.

Ahora, se dice que la gente provida es contrario a la gente “pro-choice”. Los llamados “pro derecho a decidir”. Estos grupos enfilan a muchas personas de buen corazón, pero las engañan. Así de directo lo digo. Utilizando pseudo-ciencia, hacen creer a las personas que un embrión no es un ser humano cuando esto está aceptado y demostrado científicamente desde hace años, solo por citar un ejemplo.

Alguien pro-choice lucha por los derechos de las mujeres, pues igual los provida. Un pro-choice quiere la igualdad de la mujer y darle oportunidades. Pues igual el provida. Todas las metas pro-choice se puede decir que son compartidas. Lo que no compartimos es la metodología. Mientras el pro-choice dice que la solución es eliminar al bebé, nosotros decimos que la madre y el bebé, los dos, ocupan todo el apoyo. ¿Ven la diferencia?

Así que les pido reconsiderar el vernos como monstruos porque no lo somos. Yo no lo soy.

Deja un comentario